Hola queridos amigos. Hoy os queremos sorprender con “El payaso Leonino”. Es algo novedoso que ponemos a vuestro servicio. En este caso, se trata de un pequeño cuento para que hagáis uso de él como deseéis con vuestros hijos.

Como decimos siempre, la ilusión y la fantasía en los pequeños es de vital importancia para su desarrollo pleno y su felicidad completa. Nosotros estamos entregados a esta misión en cuerpo y alma, pues no hay nada como hacer soñar a un pequeño y verle disfrutar.

Recuerda que podemos llevar hasta tu casa nuestros payasos y hacer cuentacuentos siempre que lo necesites. Y es que una bonita historia llena de imaginación es magnífica para sembrar ilusión y felicidad en el corazón de un niño.

También puedes encontrar una enorme variedad de cuentos infantiles si miras en la web cuentosinfantiles.net. Tendrás todos cuantos desees, pero nosotros vamos a proponerte el del “El payaso Leonino”.

Cuento de “el payaso Leonino”

El cuento de “el payaso Leonino” comienza así:

Había una vez una mamá león que tuvo tres crías. A la primera, una leona grande y fiera, la nombró Leonaza. Al segundo, algo más pequeño pero también fiero, le llamó Leonio. Y al último, pequeño, simpático y amable, le llamó Leonino.

Pasado algún tiempo, los tres leones se fueron haciendo mayores. Así pues, su madre les iba enseñando las lecciones de la vida: Chicos – decía la mamá león – sois los reyes de la selva. Como tal, debéis mandar sobre los demás animales, y todos deben rendiros respeto y devoción – les contaba con voz de mando.

Ante estas palabras, Leonaza y Leonio respondían con orgullo y fiereza, sin embargo, Leonino, se achicaba y agachaba la cabeza. A él no le apetecía nada ser un león fiero que mandase sobre los animales. A él le gustaba hacer reír con sus chistes y travesuras.

Pasado un tiempo, los tres hermanos se tuvieron que separar de su mamá para ser los reyes de su parcela de la selva. Así pues, Leonaza se fue al norte a reinar. Leonio hizo lo propio en el sur. Pero Leonino, se quedó allí, porque allí era donde se sentía feliz.

La mamá de Leonino no entendía a aquel pequeño hijo que no deseaba reinar. Le decía con voz de mando – Leonino, eres un león y debes ser fuerte y regio – pero Leonino agachaba la cabeza y se asustaba…

Continuará…

el payaso Leonino

Chicos, hasta aquí la primera parte de “EL payaso Leonino”. Seguid atentos a las aventuras de este pequeño león en las próximas entradas.

[Total:0    Promedio:0/5]